Creatividad contra el cáncer

Creatividad contra el cáncer
Valora el artículo :-)

Corresponsales de Guerra en el Cáncer de Mama

Elena Hernández y Rodrigo Domínguez son antiguos alumnos de Miami Ad School Madrid. Estamos orgullosos del trabajo que hacen y cómo representan a la escuela. Esta vez, se trata de una preciosa campaña que habla del cáncer de mama desde una perspectiva diferente.

¿Cómo surgió la campaña?

Con motivo del décimo aniversario de la colaboración de Samsung con FECMA (Federación Española de Cáncer de Mama), el cliente nos dio un brief para hacer “algo distinto”. Algo que ayudase a entender mejor cómo es la realidad detrás de la enfermedad, desde una perspectiva más cercana y que enseñase cómo la asociación apoya a los pacientes y a la investigación.

El punto de partida fue comparar la enfermedad con una guerra que, aunque nos toque más de cerca, no vemos tan a menudo en los periódicos.

Desde ahí, se bajó a lo que ahora es, plantear a un corresponsal de guerra real el reto de cubrir las batallas contra este cáncer de la misma manera que retrata los conflictos bélicos. Se presentó a cliente y en cuanto dieron el ok se puso todo en marcha para producir la idea.

Lo primero fue contactar con Manu Brabo, fotoperiodista premio Pulitzer en 2013. Se le propuso el proyecto y enseguida lo entendió y lo aceptó entusiasmado. Otro de los primeros pasos fue hablar con la productora; al tratarse de un documental, el rodaje era distinto. Necesitábamos un equipo más pequeño de lo normal en publi, que estuviese disponible y acompañase a Manu todo el tiempo. Lo que al principio iban a ser 4 días se convirtió en mes y medio de grabación por toda España. El director Borja Larrondo, con el que acabábamos de lanzar otra campaña 2 meses atrás, rápidamente interiorizó la iniciativa y aportó esa forma sensible que tiene él de ver las cosas.

El siguiente paso fue hablar con FECMA y las diferentes asociaciones para buscar las historias que han acabado protagonizando el proyecto. Al lanzar el vídeo más de una persona nos ha felicitado por el casting escogido, cosa que nos sorprendió porque nunca lo hubo. Todas las mujeres que salen se prestaron voluntariamente a ello y se atrevieron a abrirse pensando que, contando su historia, ayudarían a que se entendiese mejor la realidad detrás del cáncer de mama. 

 

En diciembre empezó el road trip con un fotógrafo, un director, un ayudante de sonido y una furgoneta. Con una idea clara, pero nada guíonado, pensamos que este proyecto respira mucho de eso, de palabras espontáneas, de realidad, y eso lo ha hecho crecer. Decimos orgullosos que “en esta campaña es todo verdad” porque es algo que no siempre pasa.

Durante ese mes nos fue llegando material con cuentagotas, algunas fotos, capturas del material de Borja, llamadas sobre cómo estaba yendo. Estábamos ansiosos por ver cosas, incluso teníamos las notificaciones del Instagram de Manu activas para ver cada vez que subía una foto nueva.

 Y finalmente llegó ese material…

Después de las vacaciones de Navidad nos empezó a llegar más material, fotos y textos de Manu y durante la segunda semana de enero nos llegaron brutos de las entrevistas. Más de 30 horas de grabación, entre testimonios y recursos, que el equipo de la productora tuvo que visionar para seleccionar lo más relevante de cara a la pieza.

 

A nosotros nos llegó ese segundo corte para transcribir. Nos dimos cuenta de la realidad que iba transmitir este proyecto cuando vimos el contenido de las entrevistas. No nos esperábamos la fuerza de muchas de las cosas que contaron, si fuera por nosotros, el documental habría durado el doble. Las protagonistas han tocado temas a los que afecta el cáncer que la gente ni se plantea. Te da que pensar, igual se puede hacer algo más para ayudar.

Manu nos envió la selección final de fotografías que quería que apareciesen en el libro, imágenes que realmente nos impactaron mucho. A nosotros, una de las fotos que más nos sorprendió fue la de Piedad recibiendo la quimio con un gotero en un pasillo. Al no haber vivido un caso muy de cerca, no nos imaginábamos para nada que fuese una situación aparentemente tan normal. Junto con las fotografías, Manu nos pasó las historias de cada una de las mujeres que después fueron en el libro y que ayudan a contextualizar a la hora de ver el vídeo.

El 1 de febrero se lanzó todo: el libro, el documental y la exposición. Estábamos nerviosos por ver la reacción que iba a generar. Al final, trata un tema muy delicado que toca a muchas personas que están luchando contra la enfermedad.

 

Esperamos que realmente ayude, y que se queden con lo positivo, con el hecho de que esta batalla se puede ganar. 

Ha sido un proceso muy intenso de trabajo por parte de todo el equipo, pero al mismo tiempo un proyecto en el que todos nos hemos volcado. Se sentía que era algo más que una campaña de publicidad.

Cada vez que se comparta el video o se descargue el libro, Samsung donará 1€ a favor de la investigación de esta enfermedad, hasta un máximo de 100.000€.

¡Mira el vídeo y colabora con la causa haciendo click aquí!